lunes, 19 de noviembre de 2012

¿Estas estudiando para encontrar un empleo?

¿Alguna vez has pensado qué harías de manera distinta si volvieras a los primeros años de universidad?

Yo sí, sobre todo últimamente. Fundamentalmente, suelo recordar las oportunidades perdidas o no aprovechadas lo suficiente. Lo normal es que, cuando uno está estudiando, sus preocupaciones se centren en aprobar tal o cual asignatura, en el plazo para entregar un trabajo en concreto, los horarios de clases, los profesores o profesoras que te caen en suerte o desgracia y otro tipo de temas similares. Lo de trabajar queda en un segundo plano. Además, ¿quién no comprende que una persona que esté estudiando prefiera no pensar en su futuro laboral en este momento?

Pues me temo que un servidor, otra vez. Por una razón muy sencilla: mucho de lo que hagas mientras estudies afectará al tiempo que pases en la cola del SAE, INEM, SEPE o como se llame tu Servicio Público de Empleo. Todos los que hemos estado en esas colas sabemos que no es el mejor sitio del mundo, ¿verdad?.

Dentro de las variables que nos afectan y sí podemos controlar, aquí tienes una lista de cosas que hacer mientras estudias para evitarte (en lo posible) "la cola del paro" cuando termines:

1. Lo de dejarlo para mañana se ha acabado hoy. Comienza por tener claro desde ya que debes interesarte por tu futuro laboral. Todo lo que dejes para después de finalizar tus estudios supondrá menos opciones y un alto coste de oportunidad. 

2. Lo primero es decidir a qué te quieres dedicar, cuál va a ser tu objetivo profesional. Cuanto antes lo tengas claro, antes podrás actuar para conseguirlo. Esa ventaja competitiva, como en el anuncio, no tiene precio.

3. Aprende. No estudies sólo para aprobar. Eso te ayudará a ser mejor como profesional en un futuro y, aunque no te lo creas, en algunos sitios se tiene en cuenta que seas bueno en lo tuyo.

4. Las notas son importantes. Si para pasar de notable a sobresaliente necesitas entregar un trabajo, ¡Hazlo! Cuanto más alto sea tu expediente más opciones mantendrás abiertas. Hay empresas que lo tienen muy en cuenta a la hora de seleccionar su personal, sin contar que para acceder a la mayor parte de las becas mas codiciadas, incluyendo por supuesto las relacionadas con investigación, es fundamental.

5. Intenta trabajar además de estudiar, incluso si no necesitas el dinero. En tus primeros currículums esa experiencia puede ser valorada. Además, a nivel personal supondrá una bagaje y una experiencia que te vendrán bien más adelante. No te preocupes por si tu vida social se resiente. Puedes con eso y mucho más.

6. Sal fuera. Aprovecha todas las oportunidades que puedas para continuar tus estudios en otras universidades nacionales o internacionales. Hay muchos programas para ello: Séneca; Erasmus; PIMA; etc Infórmate de las oportunidades existentes en el Vicerrectorado correspondiente de tu Universidad .

7. Si tienes un nivel medio de inglés no tienes nada. Todo el tiempo que dediques a mejorar tu nivel inglés o de otros idiomas, será un tiempo bien empleado tanto a nivel laboral como personal. Este es el apartado menos discutible de todos.

8. Aunque menos importante, la informática también lo es. Que todo el mundo ponga en su curriculum que utiliza habitualmente excel y access no significa que sea así realmente.

9. Haz prácticas en empresas para conseguir experiencia, pero se selectivo. No es necesario aceptar la primera beca que se publique. Intenta que las funciones a desarrollar realmente sean de tu interés y estén relacionadas con la carrera profesional que quieras seguir.

10. Las universidades, incluso las más pequeñas, ofrecen muchas posibilidades formativas: jornadas, cursos, seminarios, talleres, etc. Búscalos y apúntate en todos los que te interesen. Se curioso y ve más allá de "lo tuyo". Hay otras áreas de conocimiento que pueden serte de utilidad. De manera más o menos intangible todos esos conocimientos repercutirán positivamente en tí. Seguro. ¿Te suena el discurso de Steve Jobs en el que habla sobre conectar puntos? Pues eso. Por favor, no permitas que la universidad se convierta en un instituto grande.

11. En prácticamente todas las universidades hay un Servicio de Empleo en el que te pueden asesorar y ayudar en tu proceso de búsqueda de empleo. No esperes a terminar la carrera para acudir a ellos. Existen muchos recursos que pueden interesarte.

Por último, intenta dedicarte a algo que realmente te guste. Estar en desempleo es malo, pero estar toda la vida trabajando en algo que no te guste es, probablemente, lo siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario