lunes, 12 de noviembre de 2012

¿Cuáles han sido tus mayores errores en una entrevista de trabajo?

A veces, se aprende más de los errores que de los aciertos, o por lo menos eso se suele decir. Puede que sea una de esas "verdades absolutas" que todos repetimos sin pensar mucho en ello. Sin embargo, considero que en el caso de mi experiencia con las entrevistas de trabajo es una afirmación perfectamente válida. Por otro lado, aunque también dicen que es complicado aprender de las equivocaciones ajenas, me he atrevido a incluir algunas situaciones reales de entrevista con el firme propósito de que sirvan de ejemplo a otros. En general creo que ayudan a confirmar la premisa de que prepararse una entrevista no carece de cierta utilidad.

En definitiva, aquí tienes mi irrepetible "top five" de meteduras de pata en una entrevista:

1º. 
Pregunta entrevistador: Imagínate que una de las personas que tenemos en la asociación empieza a gritar y se vuelve violento, ¿qué harías en esa situación?
Respuesta: Desvié la mirada y observé una maravillosa mañana por la ventana. O lo que es lo mismo: "Me temo que no tengo ni idea de lo que haría". 
Consejo: Busca situaciones que se pueden dar en el puesto de trabajo al que optas y como debería ser tu reacción. Aunque no te pregunten por una situación ya preparada, el entrenamiento te hará ser más rápido en la entrevista.

2º. 
Pregunta entrevistadora: ¿No crees que si tienes una carrera y un doctorado estás sobrecualificado para trabajar reparando kartings en un campo de golf?
Respuesta: "__________"
Consejo: No pasa nada por preparar algo ingenioso y original por si acaso.

3º. 
Pregunta (de la misma entrevistadora): ¿Me puedes prestar atención? 
Respuesta: Otro silencio (Mi encantadora entrevistadora llevaba cerca de 20 minutos hablando por teléfono y cuando terminó me cogió desprevenido indagando sobre la decoración de su despacho).
Consejo: No bajes la guardia en ningún momento de la entrevista.

4º.
Pregunta entrevistador: ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
Respuesta: Me gusta leer, jugar al fútbol y al baloncesto, el cine, el senderismo, quedar con mis amigos,...
Nueva pregunta: ¿Crees que con tantas aficiones vas a tener tiempo para trabajar con nosotros?
Respuesta: Por supuesto que sí (después de un incómodo silencio por mi parte que aproveché para reprocharme por "mi gran bocaza").
Consejo: Con indicar alguna actividad sería suficiente. Una gran vida social no se suele valorar muy positivamente en estos casos.

5º.
Pregunta entrevistador 1: ¿Cómo te va en tu actual trabajo?
Respuesta: La verdad es que hoy no he tenido un buen día. Me he peleado con un cliente.
Pregunta entrevistador 2: ¿Ah sí?. Coméntame un poco como fue que me interesa saber como solventaste esa situación (o también: "ya no te voy a seleccionar pero voy a pasar un buen rato con tu historia").
Consejo: No creo que sea necesario darlo.

Si te animas, puedes hacernos partícipes de alguna experiencia similar o crear tu propia lista. Quizás a alguien pueda servirle. 

7 comentarios:

  1. en mi caso tengo una larga lista de meteduras de pata:
    -entrevistador: ¿qué sueldo te gustaría tener?(pregunta comprometida donde las haya)
    -mi respuesta: después de balbucear un rato atiné a decir una cifra infundada e incapaz de justificar...que desastre!
    -consejo: piensa esa respuesta por adelantado y argumentala un poco.

    ResponderEliminar
  2. Un gran error es no informarse sobre las actividades de la empresa antes de la entrevista:
    - entrevistador: 1ª pregunta. ¿Qué me puedes decir de la empresa?
    - respuesta: le puedo decir que es una gran empresa,..., pero no cosas específicas.

    "En ese momento piensas en que tienes que zanjar esa pregunta, no puede quedar así". Con lo cual seguí hablando: como sabía que el resto iba a venir a la entrevista con todo estudiado, yo he querido ser diferente....jaja

    Como ya sabía que estaba tachado pues salí con esas a ver si nos reíamos un poco y se le olvidaba el tema.

    Consejo: Antes de ir a la entrevista, investigar incluso cuantas bombillas tiene la empresa.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Muchas gracias por vuestras aportaciones. La verdad es que ambos casos son bastante representativos de dos aspectos a cuidar ante una entrevista: las preguntas más habituales (como la del dinero) e informarse sobre la empresa previamente. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Nada más entrar en la habitación y sentarme en una habitación con dos entrevistadores:
    - Entrevistador1: (con un tono totalmente despreciante) "la verdad es que no sé porqué te he hecho venir"
    - Entrevistador2: (con una total cara de desconcierto y balbuceando) "pues yo creo que sí que encajaría en el puesto..."
    - Mi respuesta: realmente no recuerdo las palabras, pero como viene siendo habitual en mí, contesté muy correctamente (en cuanto a educación se refiere), y conseguí encauzar la entrevista, hacia una conversación posterior casi copada por la vanidad del Entrevistador1 (y la continua cara del Entrevistador2, donde se notaba que no tragaba al Entrevistador1).
    No sé si había un juego de "poli bueno-poli malo", lo que sé es que hay procesos selectivos donde el departamento de RRHH puede dejar en muy mal lugar el nombre de la empresa, no obstante, es la primera imagen directa que un candidato obtiene de ella (obviando campañas de marketing y demás elementos) y de su personal.
    Al salir de allí dudé si no debería haber respondido de un modo más contundente a la falta de consideración del Entrevistador1 hacia mí, pero una vez recapacitado, me percaté de la lección de saber estar que demostré aquel día.
    ¿... y el puesto? ¡El puesto no lo conseguí! Y, honestamente, no lo lamenté. Después de aquella imagen de la empresa (grande por cierto), si volviesen a abrir un proceso selectivo, no creo que me atrajese mucho, gracias a la sensación vivida aquel día.
    Felicitaciones por el post...¡y por las experiencias compartidas en los comentarios1 :-)

    ResponderEliminar
  5. Hola, un error muy frecuente es no conocer datos sobre la empresa que ofrece el puesto de trabajo. Por eso, es importante trabajar la entrevista y no dejarse ningún cabo suelto a expensas de la improvisación. http://enredadosenlaweb.es/aciertos-y-errores-al-responder-en-una-entrevista-de-trabajo/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia. Exactamente, es muy importante disponer de toda la información que se pueda para evitar sorpresas de última hora. Muchas gracias por el aporte Sonia. Saludos.

      Eliminar
  6. Hola. Yo realice una entrevista de trabajo para camarera en un bar muy bueno de Almería. Antes de ir a la entrevista pensé, es un puesto de trabajo visiblemente sencillo así que no me costará trabajo conseguirlo... Pues mi gran sorpresa nada más empezar la entrevista, el dueño me ofreció un puesto de cocinera en vez de camarera y dialogamos sobre ese puesto. Le comente que no tenia experiencia en el puesto pero finalmente me dijo que ya me llamaría para el puesto de camarera... En conclusión, por muy preparada que lleves la entrevista no sabes como va a ser, esto no exime de buscar información sobre la empresa y dar la mejor sensación al entrevistador...

    ResponderEliminar